Blog

6 actividades para compartir con mi hijo al llegar del trabajo

Compartir con los hijos un tiempo de calidad al llegar del trabajo es fundamental para demostrarles el interés y el amor que sentimos por ellos.

Hay días en los que resulta más difícil encontrar un momento, pero con una buena organización se puede establecer un horario o una rutina de juegos, que involucren a toda la familia. Lo más importante es que todos la respeten. Por ejemplo, si el acuerdo en común es que los viernes en la noche son para para cenar y estar juntos, pues los miembros deben estar puntuales en casa.

Le sugerimos algunas actividades para compartir con su hijo, teniendo en cuenta su personalidad e intereses:

1.  Bailar 

Haga un playlist de las canciones que cada uno quiere escuchar y reprodúzcalo. Mover el cuerpo al ritmo de la música es una de las mejores actividades: estimula la creatividad, permite expresarse, es divertido y a la vez hacen ejercicio.

2.  Cocinar

Planee una receta fácil de hacer en la que todos puedan colaborar, para luego saborearla en familia.

Saber cómo desenvolverse en la cocina dará a sus hijos mayor autonomía y fomentará su creatividad. También, promueve que los niños aporten en las labores del hogar y puedan disfrutar del resultado de su esfuerzo.

3.  Buscar un “tesoro”

Realice este entretenido juego que permite desarrollar el poder de deducción, puesto que los niños tendrán que encontrar un objeto de interés, oculto en la casa, siguiendo los mapas y pistas que usted previamente elaboró.

4.  Completar historias

Comience narrando una buena historia y deténgase. Luego, pídale a su hijo que la vaya completando y así sucesivamente con cada miembro de la familia, de manera que se cree algo nuevo con un hilo conductor, basado en las vivencias diarias y la fantasía.

5.  Jugar e imitar

“Simón dice” es un buen juego para compartir con los hijos. Alguien debe dirigir la actividad, señalando lo que el resto debe hacer, por ejemplo,  “tocarse la cabeza con una mano y levantar un pie”.

6.  Lanzar globos

Primero, puede hacer una competencia de quién infla más globos en menos tiempo. Luego, lance varios al aire y no permita que éstos toquen el suelo en un tiempo determinado, con ello también podría ejercitarse un poco.

Para finalizar y si a su hijo no le causa temor, pueden intentar explotar los globos sentándose sobre ellos.


 

Leave a comment