Blog

7 consejos para mejorar la concentración en niños distraídos

Debido a la gran cantidad de estímulos y el ritmo de vida acelerado, la falta de concentración es un problema transversal en nuestra sociedad. Los niños no escapan a esta realidad, sobre todo considerando que su capacidad de prestar atención se encuentra en desarrollo y es por lapsos de tiempo más cortos.

¿Distracción o déficit de atención?

La distracción es la incapacidad de mantener la atención fija en una tarea. Que un niño sea distraído u olvidadizo no debe asociarse con el Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH).

El TDAH es un trastorno neuro-conductual de origen desconocido. Se manifiesta en una dificultad sostenida para prestar atención y algunas veces va acompañado de impulsividad e hiperactividad, éste afecta un porcentaje muy pequeño de la población infantil y debe de ser diagnosticado por expertos.

7 actividades para mejorar la concentración

1. Establecer horarios

La capacidad de atención voluntaria en los niños es limitada. Enseñarles métodos de organización y rutinas les dará un marco de referencia respecto de los momentos para desarrollar cada actividad.

2. Comunicación

Es importante que escuche a sus hijos y sepa que los distrae. La distracción puede tener su origen en tareas monótonas, dificultad para entender instrucciones, conflictos en la escuela, entre otros problemas que es posible solucionar.

3. Respetar el tiempo de sueño

El cansancio es una de las principales causas de distracción. Es clave que los niños duerman la cantidad de horas necesarias, de forma ininterrumpida y evitando usar pantallas antes de acostarse.

4. Estilo de vida saludable

La alimentación es imprescindible para el correcto funcionamiento cognitivo. Una dieta que incluya proteínas, vitaminas, minerales y ácidos grasos como el omega-3 ayudará a que su cerebro alcance todo su potencial.

De igual manera, dedicar algunas horas del día a la actividad física ayuda a los niños a relajarse y mejora su concentración.

5. Limitar las distracciones

Los dispositivos tecnológicos son una de las grandes fuentes de distracción. Al momento de limitar su uso es esencial que usted predique con el ejemplo, ya que los niños tienden a imitar más que a obedecer.

6. Fomentar actividades de concentración

Puede ser desde la lectura, la escritura, el dibujo hasta los juegos de mesa donde participe toda la familia.

7. Jugar

El juego es la piedra angular para el bienestar físico y emocional de los niños. Es fundamental que también tengan tiempo suficiente para jugar de forma no estructurada diariamente.

Observar el comportamiento de sus hijos es crucial para identificar el origen de su falta de concentración y de esta manera crear estrategias para ayudarlos a estar más atentos en la casa y en la escuela.

Leave a comment