Blog

¿Cómo ayudarle a los niños a administrar su tiempo después de clases?

La responsabilidad es una virtud que se desarrolla y fomenta en la niñez. Los niños deben adquirir, desde muy pequeños, el hábito de organizarse para cumplir adecuadamente con todas las tareas de la casa y la escuela. Un chico organizado es un adulto capaz de enfrentarse a un mundo en el que el tiempo es oro.

Usualmente, después de la jornada escolar, los niños evitan realizar sus deberes o los dejan para último momento. Es allí donde ustedes como padres  o encargados deben involucrarse, a fin de crear hábitos sanos de organización. Aquí hay algunos consejos para lograr manejar el tiempo de forma eficiente.

Agenda  para la escuela

Una agenda puede ayudar para marcar los pendientes por realizar en el día, así como las tareas que se han concluido. Un pizarrón en la casa sería un buen complemento, añadiendo a él algunas labores domésticas solicitadas de acuerdo a su edad.

¿Cuánto tiempo utiliza?

Apoye a su hijo a marcar el tiempo empleado en cada actividad. Esto trae el beneficio de ayudarle a planificar mejor el tiempo, lo que le servirá a la hora de desarrollar los trabajos de la escuela y la casa.

Tiempo de esparcimiento y descanso

Fijar una hora para el descanso y la comida. Esto generará un hábito que fortalecerá de forma eficiente la organización de su hijo. Además, podría utilizar esos momentos para convivir en familia. Reserve una hora del día para jugar con él y divertirse en conjunto.

Elogios

Elogie a su hijo cada vez que cumpla con su agenda. Eso lo motivará a terminar a tiempo con todos sus deberes. También puede establecer la meta de concluir, sin faltas, la agenda de una semana o todo un mes. Si logra el objetivo, ¡recompénselo! Puede ser con calcomanías, una salida al parque o a comer, etc. Evite que sea una recompensa monetaria.

Monitoreo

Verifique que su hijo esté cumpliendo con su agenda. Por ningún motivo, realice los quehaceres por él; sólo recuérdele si aún le queda uno pendiente. Ayude a su hijo para que no deje de lado sus obligaciones.

Como padres, pueden lograr inculcar buenas prácticas en su hijo. No olvide que un niño responsable también lo será en su vida adulta.

Leave a comment