Blog

¿Cómo incentivar el hábito de la lectura en niños de 6 a 12 años?


Leer es un placer que abre las puertas del conocimiento y la imaginación. El mejor momento para adquirir este hermoso hábito es en la infancia, pero sabemos que no a cualquier niño le entusiasma disfrutar tranquilamente de un buen libro.

La labor de los padres para incentivar el hábito de la lectura, es presentar la actividad como algo entretenido, porque en realidad lo es. Sólo hace falta un poco de trabajo para que los hijos también lo consideren de esa forma.

Si desea que su hijo de entre 6 y 12 años aprenda a amar la lectura, ponga en práctica lo siguiente:

Elija los libros adecuados

Procure que cada libro no sólo vaya de acuerdo a su nivel de lectura, sino también a sus gustos e intereses. Si a usted por ejemplo le encantó el libro “Pantalones cortos”, no significa que a su hijo le vaya a gustar. Ya habrá tiempo para que se interese por los clásicos; de momento, procure buscar algo que en verdad lo motive.

Vaya de menos a más

Para alguien en proceso de adquirir el hábito, la acción de leer puede resultar agotadora. Una solución sabia es llegar a un acuerdo, alternando la lectura: un párrafo el niño y el siguiente, usted.

Convierta la hora de leer en un momento especial

Elija un espacio tranquilo y cómodo, donde ambos se sienten a leer. Procure que éste sea un momento especial de convivencia entre ustedes. Es una excelente oportunidad para crear un vínculo, tener temas para conversar y formar el hábito.

Brinde a la lectura el poder de relajar y reconfortar

Proponga un momento de lectura después de una tarea complicada, como una forma de premiar a su hijo o devolverlo a la tranquilidad tras pasar un momento difícil. Así identificará esta actividad como algo positivo. Esto es mucho mejor a que se quede solo viendo televisión. Jamás lo castigue forzándolo a leer.

Dele el ejemplo de la lectura periódica

Por último, recuerde que si quiere que su hijo lea, debe darle el ejemplo. Si él ve que usted disfruta de un libro, también intentará hacerlo.

Como motivación adicional, la lectura, para quien la practica regularmente, solo trae beneficios como: estimulación del pensamiento crítico, reducción de estrés, aumento de la capacidad de concentración, adquisición de conocimiento sobre el mundo, aumenta el vocabulario, mejora las habilidades de lenguaje oral y escrito, desarrolla la creatividad y mejora el desempeño en la escuela.

Con todas las recomendaciones anteriores, incentivar el hábito de la lectura en su hijo le resultará sencillo y divertido. ¡Compruébelo!

Leave a comment