Blog

¿Cómo manejar las peleas entre hermanos?

La familia es el primer lugar de socialización de los niños, donde encontrarán modelos de aprendizaje, establecerán vínculos, desarrollarán sus capacidades individuales y potenciarán sus habilidades sociales.

En aquellos núcleos donde hay más de un hijo, por la interacción inevitable entre pares, a menudo deben poner en práctica estas habilidades sociales y de negociación.

Existen muchos elementos que influyen en las relaciones fraternales, tales como la edad, el sexo, la personalidad y la posición que ocupan los hijos en la familia – mayor, menor o el del medio, conocido como sándwich.

La buena noticia para los padres, es que existen varias estrategias que permiten manejar las peleas entre los hermanos, para procurar mayor armonía en el hogar. Veamos algunas:

1. Identifique los motivos reales del conflicto y los sentimientos que genera.

Reconocer las causas que generan las peleas entre hermanos facilita proponer soluciones y evitar que reaparezcan.

Además, es importante que los padres propicien que sus hijos expresen lo que sienten con respeto, así conocen los sentimientos de cada uno y es más sencillo entender qué es lo que les molesta o entristece.

2. Enseñe a respetar los objetos, espacios o tiempos del otro.

Enseñar a esperar es la clave. Muchos de los conflictos se dan porque un hermano al ver que el otro toma un juguete o hace algo en particular, quiere lo mismo de inmediato.

3. Promueva un ambiente con interacciones y comunicación positiva

La idea es que cada miembro de la familia se pueda expresar cómodamente en el hogar, lo que ayudará a que la resolución del conflicto sea más rápida y efectiva.

 4. Dedique a cada uno un tiempo especial durante la semana

Compartir con ellos por separado les permitirá saber que existen momentos específicos para cada uno. También, es necesario impulsar actividades lúdicas para desarrollar en familia.

5. No compare

Estas acciones estimulan  la competencia negativa entre niños que siguen su propio proceso de aprendizaje.

6. Actúe como mediador y no como árbitro

Cuando sea posible, permítales resolver a ellos mismos sus problemas, actuando de mediador y evitando juzgar a uno frente al otro.

7.  Présteles atención y deles elogios

Cuando jueguen juntos sin discutir, puede aplicar esta útil estrategia que estimula el buen comportamiento.
La mejor herramienta para  manejar los conflictos entre hermanos, es la paciencia y el afecto dirigido a ambos por igual, sin inclinar la balanza hacia uno u otro lado.

Leave a comment